Bienvenido al Sistema Electrónico para la Autorización de Viajes

 

Solicitar

Ver el estado del ESTA

Recuperar la solicitud

El Programa de exención de visa (Visa Waiver Program) permite a los ciudadanos extranjeros de algunos países viajar a Estados Unidos por negocios o placer, por estadías de 90 días o menos sin obtener una visa.


Nueva Solicitud


La solicitud en VISA-WAIVER.COM ofrece procesamiento instantáneo, entrega por correo electrónico, consultas, múltiples opciones de pago, atención al cliente gratuita, renovaciones automáticas y más por $79. Este servicio no está afiliado con el Gobierno de los Estados Unidos. CBP ofrece el sistema ESTA por $14 sin servicios adicionales ni ayuda. Opte por la solicitud del Gobierno aquí.. Ambas opciones incluyen la tasa de gobierno Travel Promotion Act fees.

RECORDATORIO: solicite el ESTA a más tardar 72 horas antes de partir a los Estados Unidos. Las aprobaciones en tiempo real ya no estarán disponibles en el aeropuerto sin un ESTA aprobado que probablemente resulte en la denegación de embarque.

Cosas que debes evitar si viajas a Estados Unidos

nypd street

Antes de planificar una aventura por Estados Unidos, toma nota de las diez cosas más importantes que debes tener en cuenta cuando te encuentres en la Unión Americana:

Viajar sin seguro médico

Quizás ésta sea la premisa más importante antes de viajar a Estados Unidos. Como sabemos, la sanidad en Estados Unidos es privada y hasta el problema más insignificante puede transformarse en una pesadilla si no contamos con un seguro medico apropiado. Viajar a Estados Unidos sin seguro es un  absoluta locura, por lo que antes de decidirnos lo más recomendable es informarse bien de la cobertura más idónea y viajar a Estados Unidos completamente asegurados.

Ha habido muchos casos de personas que viajan sin seguro y que por cualquier razón tienen que ser atendidas en un hospital, con la consiguiente factura de miles de dólares por la mínima atención.  Hay que ser inteligente y precavido, si decidimos viajar a Estados Unidos de vacaciones o para realizar un curso de inglés, no podemos pasar por alto la asistencia médica. Intenta que el seguro de asistencia en viaje sea SIN LÍMITE de gastos médicos con el que pueden viajar seguros sabiendo que van a recibir atención médica ante cualquier contratiempo que pueda surgir. Además debe incluir un seguro de responsabilidad civil.

Ignorar las leyes locales

Especialmente al volante, recuerda que cada estado tiene una legislación propia y lo que es legal en uno puede convertirse en un ilícito metros más adelante. Las reglas de tránsito son especialmente duras en los Estados Unidos y los oficiales no están dispuestos a negociar con ellas.

Creer que todo es más barato todo el tiempo

La noción de que en los Estados Unidos se mantienen precios bajos permanentes por artículos que en Latinoamérica son caros, es parte del pasado cuando las restricciones arancelarias entre México y Estados Unidos acrecentaban el precio de algunos productos. Si piensas ir de compras al país norteamericano, trata de que sea en épocas de fin de temporada o bien, días en que la tradición es ofrecer precios muy bajos, como el Black Friday o el Cyber Monday.

No cumplir con las autorizaciones y restricciones en la aduana

Antes de tomar el avión rumbo a Estados Unidos hay que tener las autorizaciones pertinentes y papeles en regla para poder entrar en el país. Si vamos de vacaciones necesitaremos la autorización ESTA ya que no se requiere visado, pero para estancias mayores de 90 días o permisos de trabajos si hay que solicitar un visado especial. Una vez en la aduana hay que comportarse de manera respetuosa y natural, respondiendo con cordialidad todas las preguntas que nos hagan los agentes (paciencia, van a preguntarte muchas cosas, hacerte fotos, tomarte huellas dactilares…) sin mostrar ningún tipo de duda ya que podríamos ser deportados en el mismo aeropuerto si comprenden que existe cualquier tipo de duda o amenaza respecto a nuestro propósito en el país.

Evita cualquier problema de equipaje y respeta todas las normas en cuanto a los productos que quieras entrar en el país. Hay restricciones de líquidos, medicamentos, alimentos, etc. Hay que informarse bien sobre ello ya que nos pueden requisar la mercancía y meternos en un grave problema según lo que llevemos encima.

Otras recomendaciones respecto a la autorización de turista es no usar el viaje con otros propósitos o quedarte más tiempo de los 90 días permitidos. De esta manera podrían multarnos y nos resultaría muy difícil poder volver a viajar a Estados Unidos. Tampoco es muy recomendable usar el visado de turista con demasiada frecuencia, podría levantar sospechas para los agentes y denegarnos la entrada al país.

Dudar en migración

Aunque tengas tu visa, pasaporte, boleto de avión, maletas listas y el plan perfecto para disfrutar de unas vacaciones en los Estados Unidos, todo puede frustarse cuando al bajar del avión te enfrentes al oficial de migración. Responde con la verdad, habla claro y transparente y acorta las explicaciones. Infórmate de los productos y sustancias que no pueden entrar al país sin previo aviso y muéstrate seguro todo el tiempo.

Evitar los taxis

Puede que sea un cliché en la pantalla grande tomar un taxi en Nueva York mientras cae una ligera lluvia, pero a menos que estés dispuesto a desperdiciar cientos de dólares de tu presupuesto en viajes que puedes hacer en menos tiempo en transporte público, evita los taxis.

Comer en las cadenas de comida rápida

El peor error que puedes cometer cuando viajas a grandes ciudades en la Unión Americana o pueblos calmados en el centro y sur del país, es creer que la gastronomía nacional se basa únicamente en la comida rápida. Tómate el tiempo para encontrar restaurantes de comida internacional, probar los platos típicos del sur y disfrutar de la gastronomía más impensada lejos de los hot-dogs y hamburguesas.

Encasillar a los estadounidenses

Desde sus orígenes, los Estados Unidos acogen un sinfín de naciones multiculturales con tradiciones, ideologías, creencias religiosas y formas de ver el mundo tan diversas como sorprendentes. Olvídate de los complejos y haz a un lado el estereotipo del estadounidense rubio y trata de conocer realmente a las grandes personas que forman a la Unión Americana.

Interactuar con niños a los que no conoces

En otras culturas el interactuar con niños a los que no conoces no está mal visto, como ocurre en Latinoamérica, donde acercarse a un niño y ser afectuoso no se ve de manera negativa. Sin embargo, en los Estados Unidos el abrazar o tocar al niño de cualquier manera si no lo conoces puede que te vean como un pedófilo. Por este motivo, evita este tipo de situaciones si no quieres tener problemas.

Quedarte sólo en un centro turístico

Si visitarás Nueva York y pretendes pasar el resto de tu viaje sin salir de Manhattan, te estás perdiendo de conocer al pulso real de la ciudad más cosmopolita del mundo, lo que se esconde más allá de los destinos turísticos que la Gran Manzana tiene para ofrecer. Lo mismo aplica para cualquier ciudad de la Unión Americana: aprende la diferencia entre ser un turista y un viajero y aprovecha tu visita al máximo.

Rentar un coche

A no ser que el motivo de tu visita a Estados Unidos sea un road trip y recorrer grandes distancias, olvídate de rentar un automóvil para moverte en alguna de las principales ciudades del territorio norteamericano. Sea Los Ángeles, Nueva York, Chicago o Miami, el transporte público en las grandes urbes resulta más eficiente y económico que rentar un coche y todo lo que esto implica.

Si has alquilado o comprado un vehículo y conduces por las carreteras de los Estados Unidos ten en cuenta que está muy mal visto tocar la bocina mientras conduces, ya que considerarán que tienes malos modales, a excepción de si lo haces por tratarse de una emergencia. Por este motivo, si no tienes urgencia, ten paciencia y no toques el claxon.

Dejar poca propina

Siguiendo los usos y costumbres del sector servicios en Estados Unidos, es imperativo dejar una propina porcentualmente más alta que en Latinoamérica. Lo mínimo aceptable es el 15%, y en algunos sitios se trata del monto obligado más lo que quieras agregar según el servicio que recibiste.

Los sueldos no suelen ser elevados y muchos de los trabajadores de los diferentes negocios logran ganarse la vida a través de las propinas. Si no estás satisfecho con el servicio recibido y quieres hacérselo ver puedes hacerlo dejando una propina inferior a lo habitual.

En muchas ocasiones te encontrarás con que en el propio ticket del restaurante o local al que vayas te aparecerá indicada la cantidad de propina a dejar, de forma que no tendrás que andar calculando el importe, tan solo dejar lo que ellos te indiquen.

La propia deberás dejarla en cualquier restaurante o servicio que contrates, ya sea una peluquería, un guía turístico o una peluquería, por lo que si no estás acostumbrado a hacerlo tendrás que hacerlo de cara a tu visita a los Estados Unidos.

 


Secure payments

Nota Legal: La información proporcionada en este sitio es información general sobre cuestiones de inmigración ya disponibles al público y el uso de esta página no constituye un asesoramiento legal. VISA-WAIVER.COM no puede proporcionar consejo sobre cuestiones legales y sólo proporciona servicios de autoayuda y procesamiento de solicitudes a la orden o indicación del usuario. VISA-WAIVER.COM no es un bufete de abogados o afiliado con el gobierno de Estados Unidos. El pago a VISA-WAIVER.COM incluye los cobros de procesamientos y tasas gubernamentales. Nota: El acceso y uso de este sitio está sujeto a términos y condiciones adicionales